Cuidados básicos del pez Molly.

Cuidados básicos del pez Molly.




El Poecilia sphenops es muy sociable y de pocos cuidados. Pues es un pez muy resistente qué forma parte del grupo de especies recomendadas para novatos; pero no te dejes engañar aún así es un pez hermoso, y en grupo son un deleite visual en nuestros acuarios.

Alimentación.

El pez Molly al igual que el guppy es un pez ovoviviparo y omnívoro; por lo que su alimentación no representa una gran dificultad ya que podemos alimentarlos con comida procesada en cualquier presentación; alimentos vivos e incluso liofilizados.

Características principales del Molly.

Alcanza los 6 cm y en ocasiones tamaños de hasta 10 centímetros aunque la naturaleza como mucho llegan a 5 cm. Bien cuidados nos pueden acompañar en el acuario durante 3 años; que con poco esfuerzo pero mucha dedicación podemos hacer que estos 3 años sean muy buenos para estos peces. también es importante saber que el pez molly tiene la boca orientada hacia arriba y posee pequeños dientes en ella.

 

Enfermedades comunes del Molly.

La enfermedad más común de los molí son los puntos blancos y la pudrición de aletas causadas por hongos. La deformación de la columna provocada por la bacteria “columnaris” es otra enfermedad que ataca con frecuencia al Molly.

Aquí puedes leer el tratamiento para algunas de estas enfermedades del Molly.

las condiciones que debemos proporcionarle al Molly en el acuario son las siguientes:

  • pH: 7.5-8
  • T: 25°-28° Celsius.
  • dH: 10°
  • Capacidad acuario: 10lts por ejemplar
  • Muy compatible: Platy, Guppy.

Los Molly comunes son el Negro, Naranja, Marmoleado, Dorado, Rojo, Blanco y Dálmata.

Ya ya lo he escrito líneas arriba pero igual lo recalco el molí es un pez sociable que convive tranquilamente con casi cualquier otra especie a pesar de ser un buen nadador no suele atacar a peces lentos a diferencia de los neón por ejemplo. Aunque se puede tener un solo ejemplar; lo ideal es tener unos cuantos en relación de tres hembras por cada macho.

 

Vegetación en el acuario del Molly

En el acuario también debemos darle al Molly, una abundante cantidad de vegetación, ya sea natural o artificial. Esto los hará sentir más cómodos y en caso que se reproduzcan proporcionara refugio a  los alevines. Pero no solo refugio a los alevines, las hembras también aprecian las plantas para refugiarse cuando el macho se ponga muy intenso atacandolas.

Conclusión.

Si cuidamos los valores del agua, le damos vegetación y adornos para resguardarse y sentirse como en casa; lo alimentamos de forma balanceada, le damos espacio para  moverse  y buena compañía, tendremos un Molly feliz por 3 años.