4 datos para cuidar del Gancho Rojo.

4 datos para cuidar del Gancho Rojo.




El Gancho rojo o dólar de plata, es un pez que se consigue en ríos de aguas tranquilas con abundante vegetación; en las amazonas y Guayana. Es un pez ovalado y plano lateralmente, su aleta anal tiene forma de gancho color rojo; el resto de su cuerpo es plateado con las aletas ligeramente transparente.

Pertenece a la familia de los Carácidos (Characidae). En los acuarios el gancho rojo alcanza en promedio los 15 a 20cm aunque se han visto ejemplares que superan los 20cm. Sin embargo, en la naturaleza pueden crecer hasta los 30cm.

 

Características del agua para el Gancho rojo.

  • Temperatura: 23 a 28º Celsius.
  • pH: 6 a 7.
  • dH: 10º

El acuario del gancho rojo.

 

Como es un pez que crece considerablemente, necesitamos proporcionarle espacio; si además tenemos en cuenta que es gregario y debemos tenerlo con compañía de otros peces de su especie; pues aún más espacio debemos darle. Se recomienda un acuario de 300 litros por cada 5 ejemplares.

Además del espacio en litros también debemos darle un sustrato suave y mucha vegetación, con espacio libre en el centro para que puedan nadar con tranquilidad. No olvidemos de crear corrientes suaves de agua, nada turbulento.

 

 

¿Con qué alimentar al gancho rojo?

Es una especie herbívora, lo podemos alimentar con hojuelas especialmente formuladas, aunque lo mejor es también darle de comer vegetales como:

  • Hojas de lechuga.
  • Hojas de espinaca.
  • Guisantes

Estos se hierven un par de minutos (literalmente solo 2 minutos) y cortamos la cocción con agua fría. Una vez este templados los vegetales (fríos o al tiempo) se los servimos en pequeñas porciones a los Ganchos Rojos. De esta forma los mantendremos bien alimentados y suprimimos su instinto de comerse las plantitas del acuario.

Aun así, esto por mero instinto pueden querer intentar comerse las plantas del acuario sin embrago reducimos las probabilidades alimentándolos de esta forma.


¿Qué tal se comporta el Gancho Rojo?

Su comportamiento suele ser pacifico. Aunque lo mejor es mantenerlo en compañía de otros peces de tamaño similar al suyo; ya que en algún descuido nuestro que nos saltemos la hora de su comida; él podría sin miramientos intentar comerse a cualquier pez que le quepa en la boca (si es que no hay alguna plantita que pueda comerse mientras tanto).

No es algo común en esta especie que ataque a otras más pequeñas, pero como dice el refrán, “el hambre tiene cara de perro”. Tiene una dentadura capaz de causar daños considerables a otros peces y su boca tampoco es que sea muy pequeña.

 

Resumen.

Espacio, amigos y muchos vegetales en su dieta diaria más las condiciones adecuadas del agua para que nuestro amigo tenga una vida próspera, feliz y pacífica. No olvides comentar si te ha sido útil este articulo o si tienes algún consejo que se pueda añadir, un saludo y hasta la próxima publicación.