Plantas para acuarios de agua dulce

Plantas para acuarios de agua dulce

Siempre queremos que nuestros peces tengan la mejor vida posible y plantar un poco nuestros acuarios es una forma genial de hacerlo.

Por supuesto debemos elegir bien las plantas a utilizar, conocer las características de las plantas acuáticas y sus requerimientos es importante, para eso hicimos esta lista y así conocer algunas de las plantas que podemos usar para nuestros acuarios o estanques y efectivamente sus cuidados.

Queremos un acuario plantado y para ello debemos aprender algunas cosas.

PLANTAS FLOTANTES.

Azolla magallánica.

Es una planta de la familia de las salvináceas, es pequeña y natatoria, es una planta que forma grupos numerosos en la superficie del acuario, también es conocida como un biofertilizante, al secarse se tornan negras y dejan en el fondo del acuario una capa negra creada por el desprendimiento de sus raíces.

Lemna gibba.

También conocida como “Lenteja de agua” se halla en arroyos de corriente suave o en remansos, proporciona alimento y refugio a los peces más pequeños del acuario. Se reproduce con suma facilidad creando una superficie verde brillante en nuestros acuarios, pero también debemos observar y controlar su población.

Camalote.

Es familia de las pontederiáceas, tiene la raíz libre y colgante con numerosas reicillas. De hojas verdes, lisas y con forma entre riñón o corazón. Esta panta a veces arraiga en el suelo, su inflorescencia es terminal y aparece en enero y febrero, son perfectas para la decoración e ingresarlas en acuarios de cría ya que sus frondosas raíces son albergue para pulgas de agua, ciclopes, entre otras criaturas que sirven de alimento (gratis) para los alevines. Es importante tener en cuenta que esta planta se debe exponer al sol y proteger de las bajas temperaturas.

pulga de agua

Repollito de agua.

Esta planta alcanza los 20cm de diámetro y la raíz es colgante llegando a ser de 12cm de largo. Las hojas son de color verde vivo, un tanto pálidas en la base. Florece en abril y mayo se reproduce bien en estanques y es muy decorativa. Se debe cuidar que la temperatura no esté muy baja para que pueda sobrevivir.

PLANTAS SUMERGIDAS.

Encaje de Madagascar.

Es una hermosa planta procedente de Madagascar, es decorativa y por la forma de sus hojas se ha ganado su nombre, ya que presenta espacios entre sus nerviaciones que permite el paso de los alevines. Sus hojas presentan un verde pálido y su raíz un rojo igualmente pálido. Es necesaria unas condiciones de agua alcalina y temperaturas bajas para su desarrollo.

Caromba caroliniana.

Familia de las ninfeáceas, de hojas divididas y muy sumergidas, de color verde con variedad de matices. Esta planta produce mucho oxígeno, por lo que es buena asimilando materia en descomposición. Se multiplica con facilidad sus raíces crecen bien en arena, por lo que esta planta acuática puede crecer sin sustrato.

Trompeta acuática (water trumpet).

Es originaria de la península de Malaca y se representa en 4 especies. Tiene hojas largas y verdes amarillento y florece con escasa luz.

Peste de agua.

Su nombre científico es Elodea canadensis. Conocida también como “Egeria densa”, es una planta nativa del sur de américa, se multiplica con facilidad y produce mucho oxígeno en acuarios menores. También sirve de alimento a peces fluviales.

Vallisneria spiralis.

De origen italiano y muy conocida por los aficionados, es una planta muy oxigenadora, alcanza de 25 a 45cm de alto. Se multiplica con rapidez por medio de estolones, esto le da un color verde sedoso. Basta con un par de plantas y buena luz. Absorben muy bien la materia en descomposición y los residuos.

 

 

Estas son algunas de las tantas plantas que podemos emplear, en una nueva oportunidad conoceremos otras que hemos dejado por fuera.