Estrés y enfermedades de los Bettas

Estrés y enfermedades de los Bettas

Mucho se habla del estrés en los peces y que se debe evitar el estrés para prolongar su vida. Pues los Bettas son unos peces que se estresan fácilmente y es igual de fácil identificar si están estresados, pero en su caso son muchos los factores que causan está condición. En cuanto a las enfermedades estos peces resultan a mi criterio muy fuertes, sin embargo, eso no los hace inmunes y debemos estar atentos a cualquier indicio de una enfermedad para poderla tratar con tiempo. En las siguientes líneas hablaremos un poco sobre cómo tratar y prevenir el estrés y enfermedades en los Bettas.

Cuando se estresan suelen presentar una o varias de las siguientes características.

-Perdida de color y aparición de 2 líneas oscuras a lo largo del cuerpo.

– Pasar mucho tiempo en el fondo del acuario recostado, solo moviéndose a tomar aire.

-Flotar cerca de la superficie como si estuviese muerte.

-Aletas muy recogidas.

El estrés puede dar pie a una enfermedad y posterior muerte (al igual que en las personas) si no se trata a tiempo.

Las causas más comunes del estrés en Bettas y su tratamiento.

Medio ambiente inadecuado.

La calidad del agua que es el medio en el que este esta debe ser la más adecuada con una temperatura optima, pH y dureza adecuada para su especie o al menos con los valores más próximos.

Temperatura: Entre 24 y 27 grados, 27 el ideal.

Nitritos: 0, los nitritos siempre tienen que estar a 0, si no es así tu acuario no estará ciclado.

Nitratos: Debajo de 25 hay que estar alerta si es superior, el peligro será mayor a medida que más nos acerquemos a 50. Deberemos realizar un cambio de agua parcial para bajar esos niveles de nitratos.

Gh: Ente 4 y 14, 6 el ideal.

Ph: De 6,5 a 7,5.

Kh: De 3 a 6.

Alimentación pobre.

Aunque no lo parezca el Betta se cansa de comer siempre lo mismo. Por lo que debemos variar de vez en cuando su alimentación, yo suelo ofrecerles larvas de mosquitos que se consiguen fácilmente en el agua de floreros, hojuelas y en ocasiones artemia preparada o viva.

Vecinos molestos.

Está de más recordar que el Betta es un pez muy pero muy territorial y que más lo puede molestar hasta el estrés si no es un vecino Betta macho.  Tener dos Bettas machos que se puedan ver el uno al otro con el tiempo puede causar estrés en nuestro amigo. Obviamente porque estarán al pendiente para darse sus golpes y cuidar su territorio. Lo mejor es no dejar que los Bettas machos se vean durante mucho tiempo seguido, un par de horas es bueno para que estiren sus aletas y se ejerciten un poco, pero tenerlos juntos todo el tiempo resulta perjudicial (ojo solo que se vean, no que los metas en el mismo acuario).

 

Enfermedades más comunes del Betta y su tratamiento.

Ich o punto blanco.

ICH o PUNTO BLANCO

Es causada por temperaturas bajas en el acuario, que permite la aparición de pequeños protozoos ciliados llamado Ichthyophthirius Multifiliis afectando la piel de los Bettas y otros peces. El animal puede rascarse contra los elementos del acuario.

Para tratarlo se debe hacer de forma correcta ya que una aplicación mal hecha puede traer como consecuencia un Ich inmune a los tratamientos.

-Aumentar la temperatura del acuario durante varias horas al día durante 3 días. (hasta la máxima temperatura tolerable para nuestros peces)

-Aplicar metronidazol en pastillas, una pastilla por cada 25 litros de agua cada 48 horas. La pastilla es conveniente aplicarla en la noche y con la luz apagada ya que torna el agua de color blanco al disolverse y puede fácilmente estresar a los peces. También junto a la pastilla aumentar un poco la temperatura del acuario.

Si el tratamiento fue hecho correctamente el Ich debe desaparecer en 6 días del acuario.

 

Cola rota, podredumbre de aletas.

Es la que considero la enfermedad más común de los Bettas, la cola comienza a deshilacharse, presenta un color oscuro en los bordes de las zonas afectadas. Suele ser causado por hongos y se puede transmitir de forma cutánea, lo mejor es poner en cuarentena el pez en otro acuario. Se debe estar atentos porque si esta enfermedad progresa mucho puede convertirse en un problema grave de salud.

Para el tratamiento se recomienda cambiar el agua del acuario más seguido, en caso de no poner el pez en cuarentena. El tratamiento que yo suelo hacer es aplicar directamente una gota de azul de metileno durante unos pocos segundos al Betta y luego se ingresa al acuario o pecera de “cuarentena”. El agua de esta pecera yo suelo agregarle un poco de sal marina (ojo solo un poco). Hacerle cambios de agua casi diarios mientras se recupera y exponerlo al tratamiento de azul de metileno unas 3 veces durante el tiempo de cuarentena. En algunos días el Betta estará en forma.

Hongo en la boca.

El Columnaris es causado por una bacteria que se gesta en los acuarios y estanques. un Betta con esta enfermedad suele presentar manchas blancas como de algodón o grasa por las branquias, boca, aletas, etc. Se origina por sobre población del acuario, baja calidad del agua, poca circulación de la misma y por cambios de agua poco frecuentes.

Se debe separar el pez afectado del resto, colocándolo en un acuario o pecera de cuarentena, el agua con un poco de sal marina y azul de metileno puede ayudar a subsanar la enfermedad. En caso de no desaparecer en un par de días se debe consultar con un veterinario el medicamento y dosificación más acorde para nuestro Betta.

Hidropesía.

HIDROPESIA

Se considera más que una enfermedad una condición degenerativa del pez. Por la hinchazón y acumulación de líquidos en el hígado y riñón del pez.

Sus causas son variadas van desde la malnutrición, bacterias y hasta paracitos la pueden causar. Entre sus síntomas están poco apetito, necesidad constante de subir a la superficie por oxígeno, hinchazón del cuerpo, levantamiento de las escamas por la misma hinchazón.

Para tratar la Hidropesía en el Betta, este debe ser puesto en cuarentena, en un reciente con tapa y calentador que nos permita mantener la temperatura constante usando el agua del acuario principal en un 30% y 70% de agua limpia como la que usamos para los cambios de agua del acuario. El metronidazol en 10mg por litro de agua es el medicamento que mejores resultados ha demostrado, también se recomienda el uso de furanace y baktopur.

 

 

El procedimiento recomendado para aplicar la medicina es el siguiente:

Añadir al acuario de cuarentena agua del acuario principal un 30% y en este al Betta. luego en el 70% de agua limpia añadimos el medicamento posteriormente iremos añadiendo 100ml de esta agua limpia al “acuario de cuarentena” cada 20 o 30 minutos, con el fin de que el pez se adapte lentamente al medicamento.  Cada día se cambia 30% o 40% de agua al acuario de cuarentena, obviamente el agua limpia nueva debe tener el medicamento. Este tratamiento se mantiene por 7 días, al verse la mejoría en este tiempo se procede a hacer el cambio con agua sin medicamento en un 50%.

Lo mejor es agregar el medicamento en el 70% del agua limpia y tener al pez en el 30% de agua

Septicemia.

Es una enfermedad no contagiosa producida por bacterias y derivada por varios factores como el hacinamiento, nuevos peces en el acuario, estrés cambios bruscos de la temperatura del agua y mal estado de la comida. El Betta presentara marcas rojas como de sangre por todo el cuerpo.

Normalmente se trata con la colocación de antibióticos en el agua que puedan ser absorbidos por el pez. Los antibióticos deben usarse con moderación. En este caso lo mejor es preguntar a un veterinario para que nos de la dosis apropiada.