Bailarinas

Al Pez bailarina se lo conoce también como Goldfish, Carpines, Pez dorado o Carpa dorada. Su nombre científico es Carassius auratus y su origen es asiático pero luego su popularidad fue incrementándose hasta que hoy es conocido en todo el mundo.

De pequeño recuerdo que en el acuario de mi papá había varios de estos peces. Siempre los miraba como si fuesen algo de otro mundo (aunque básicamente lo son). Ahora de adulto comprendo el porque me quedaba mirándolos por tanto tiempo. Son peces hermosos que necesitan cuidados especiales.

Es por esa razon que en este espacio estoy reuniendo toda la información disponible sobre el pez bailarina que hay en internet, libros y en mi cabeza. Porque al final del dia los consejos más útiles son los que vienen de la experiencia. Toda esa información la estare dejando aquí a disposición de los criadores experimentados y de los que apenas se inician en este hobby.

Lee nuestros artículos



Características básicas del pez bailarina.

Estos peces tienen tres aspectos básicos relacionados con su coloración, el metálico que son las bailarinas brillantes, este tono se debe a la presencia de guanina en su escala de colores. Los hay en mate, que son algunos que carecen de escamas por lo que la luz no se ve reflejada en ellos y por último el nacarado que es la combinación de los dos aspectos anteriores en el mismo ejemplar.

Estos peces tienen una gran variedad de colores que incluye la combinación de varios colores en un mismo espécimen siendo los más comunes el naranja, el rojo, negro, blanco, azul y combinación de estos.

Además de sus colores también se consiguen diferencias en los ojos, que se consiguen normales, ojos de telescopios, unos que están rodeados por sacos que los obliga a mirar siempre hacia arriba, conocido este como el pez bailarina celestial.

Dependiendo de la enorme variedad de peces bailarinas las colas y su bifurcación pueden variar considerablemente, estas pueden o no ser redondeadas, en forma de velo, o como la de los peces cometa.

No solo se limita a colores, aletas y ojos las características variables de esta especie, también sus cabezas suelen presentar diversidad de formas, por ejemplo, el boina roja o cabeza de leon.

 

Las enfermedades más comunes del pez bailarina.

Es un pez susceptible a las enfermedades por lo que se debe tener en acuarios con una población acorde a su tamaño, en otras palabras, evitar siempre la sobrepoblación.

Algunas de las enfermedades más comunes del pez bailarina son el algodoncillo, la enfermedad columnar, ulceración de la piel, enfermedad parasitaria, podredumbre de las aletas, septicemia hemorrágica, y la enfermedad de ICH o punto blanco.

debemos tener cuidado a la hora de colocarles el alimento a nuestros peces, y más si se trata de lechuga o cualquier otro vegetal que pueda estar contaminado; por lo que se debe lavar muy bien, y retirar el exceso de agua, antes de introducirlo en la pecera.

 

Diferencias sexuales de los peces bailarina.

La principal diferencia se observa en el orificio anal, las hembras tienen una ligera protuberancia hacia fuera, mientras que los machos la tienen hacia dentro.  En temperaturas altas a las hembras se les aprecia el vientre más abultado, mientras que a los machos se les ve unos granitos blancos en los opérculos de las agallas y en las aletas pectorales, llamados tubérculos reproductores.

Una forma inconfundible para diferenciarlos es observar el cortejo reproductor, siendo los machos los que persiguen a las hembras y golpeándoles en el abdomen.

Los parámetros ideales del agua para el pez bailarina.

Principalmente aguas neutras o ligeramente alcalinas y con abundante vegetación.

  •  pH: 7-7.5. pudiendo soportar pH superiores o inferiores.
  •  GH entre 10-15ºdGH, pudiendo soportar pequeñas variaciones tanto superiores como inferiores.
  • KH entre 4-9ºdKH, soportando igualmente variaciones.
  • Soportan niveles altos de Nitratos (NO3), una larga exposición hará que enfermen por ello.
  • Necesitan buena oxigenación del agua, se recomienda cambios frecuentes de al menos, una vez por semana.
  • Temperaturas excesivas superiores a 25º C son perjudiciales para su salud, aunque las puedan soportar en un corto espacio de tiempo.
  • Se pueden mantener en los estanques o lagunas exteriores, deberán ser protegidos de los fríos extremos durante el invierno.

 

Sobre la reproducción del pez bailarina

Son sexualmente maduros a partir de los 8-10 meses, no se recomienda reproducirlos hasta que no alcancen los dos años de edad y midan más de 8cm.  El acuario para la reproducción, debe de ser mayor de 60-80 litros, sin gravilla y con un filtro suave de esponja, en el que se introducirá 1 hembra y 2 ó 3 machos.
Es entonces cuando se observa que los machos persiguen y acosan a las hembras, golpeándoles en el abdomen para provocar que las hembras expulsen los huevos, una vez expulsados, el macho suelta el esperma sobre ellos, quedando así fertilizados.

Los huevos, bien visibles, quedan prendidos a las plantas y superficies cercanas, terminada la puesta, se extraen o serán devorados por los padres, de no ser separados a tiempo, dejándolos en un recipiente sin fondo arenoso ni plantas, bien filtrados y aireados.