Loricaridos o familia loricariidae

Loricaridos o familia loricariidae




Son una familia de peces de fondo compuesta por más de 400 especies entre ellas las comúnmente conocidas como peces gato. Esta especies se consiguen en aguas poco profundas donde el sol facilita la formación de algas que ellos puedan raspar e ingerir con su peculiar boca.

La boca de estos peces es como una ventosa que utilizan para aferrarse a rocas y troncos ya que suelen vivir en lugares con corrientes de agua fuertes.

En el mundo de los acuarios estos peces son muy valorados porque ayudan a mantener la higiene eliminando algas, restos de comida y algunas especies incluso se encargan de los restos de otros peces.

de esta familia hay varias especies que aún no se le ha asignado un nombre científico y en su lugar se utiliza la letra l seguida de un número para poder identificarlos sin embargo en la jerga común si se le han asignado nombres.

Estas especies son nativas de la cuenca del Amazonas en Sudamérica. Están cubiertas en lugar de escamas por placas óseas y espinas puntiagudas sus bocas tienen forma de ventosa como ya habíamos dicho que les permite aferrarse al sustrato, pueden llegar a alcanzar hasta los 3 kg de peso con una longitud de hasta 70 cm.

Son especies altamente adaptables varios soportan aguas duras otras especies pueden respirar aire atmosférico al igual que los bettas pueden incluso llegar a resistir la desecación durante un periodo corto de tiempo. Son animales esencialmente nocturnos y bastante territoriales sobre todo cuando alcanzan un tamaño mayor a la mayoría de peces del acuario.

No todos los miembros de esta familia específicamente algas y pequeños organismos hay algunas especies que tienden a ser más carnívoras.

A la hora de alimentarlos requieren de aportes nutricionales que complementen los que necesitan. Las especies comercializadas en su mayoría son omnivoras tendiendo siempre a preferir llevar una dieta herbívora, por lo que comerán las algas que crezcan en el acuario sin embargo pues hay que darle lechuga espinacas y y guisantes para complementar su dieta.

a los miembros de esta familia se les debe aportar agua limpia bien aireada y un poco alcalina y preferiblemente que hayan plantas en el acuario la temperatura suelen rondar los 22 y hasta los 28 grados centígrados. Aunque realmente no exigente será más feliz si tambien le damos un filtro que generen corrientes de agua, y el fondo con sustratos oscuros y blandos, además una cuantas plantas y escondites, como los huecos de las decoraciones.

La convivencia de estos peces en los acuarios suele ser muy pacífica mientras estos tengan un tamaño inferior o similar a los demás compañeros del habitáculo, sin embargo al crecer más se vuelven territoriales y agresivos. Generalmente cuando no hay suficientes algas se vale de la oscuridad de la noche para atacar a otros peces indiferentemente su tamaño por eso hay que complementar su alimentación con algunos vegetales tal como hemos dicho líneas anteriores.

A pesar de ser una familia de peces nocturnos se les puede ver a la luz del día.